Adultos mayores hispanos continúan animados a servir

Oscar García, director del Campamento Hispano Maranatha para Adultos Mayores, espera que el ministerio de las iglesias bautistas sean beneficiadas al incluir a los adultos mayores en sus congregaciones y aprender de la sabiduría que ellos pueden ofrecer. (Foto de Campamento Maranatha)

  • Facebook
  • Twitter
  • Email

LEAKEY—Conferencistas les recordaron a los adultos mayores de lo mucho que aún tienen por ofrecer para el reino de Dios en el Campamento Hispano Maranatha para Adultos Mayores.

Los adultos mayores hispanos de dentro y fuera del estado se reunieron en Alto Frio Baptist Camp la semana pasada.

El Campamento Maranatha empezó en el 2003 cuando Andrew Villarreal, quien ha pastoreado varias iglesias bautistas en Texas, se dio cuenta que se necesitaba un campamento que se enfocara exclusivamente en las necesidades de los hispanos de mayor edad.

El tema de este año, “Mi Copa Está Rebosando,” tomado del Salmo 23:5 con el propósito de animar a los adultos mayores a continuar sirviendo en la iglesia, dijo el director del campamento Oscar García.

‘Todavía hay mucho que dar’

“Muchas veces, cuando llegamos a los 60 años de edad o más, podemos pensar, ‘yo ya estoy retirado y ahora es tiempo de descansar,’” dijo García. “Pero queremos recordarles que todavía hay mucho que dar.”

Edna Ramos, la tesorera del campamento, recalcó las oportunidades que muchos tienen para crecer cuando van al campamento, en donde aprenden de los conferencistas y los sermones, y también pueden tomar lo que aprendieron y compartirlo con sus iglesias cuando regresan a casa.

“Por eso elegimos éste tema, porque sabemos que hay mucho que podemos dar,” García mencionó.

Con el tema titulado, “Mi Copa Está Rebosando,” adultos hispanos de la tercera edad se reunieron la semana pasada en Alto Frio Baptist Camp de Leakey para conectar unos con otros y animarse a seguir sirviendo en sus iglesias. (Foto de Campamento Maranatha)

Normalmente las iglesias se enfocan solamente en los jóvenes, él comentó. Pero aunque los jóvenes son muy importantes para las iglesias, aquellos que pastorean deben acordarse de ese grupo de adultos mayores quienes todavía quieren servir y participar, él aclaró.

Cuando García habla con pastores, él dice recordarles de la “sabiduría y la experiencia” que pueden encontrar en los adultos de tercera edad.

“Úsenos en las iglesias, usen nuestros talentos y el conocimiento que hemos recibido durante los años,” García dijo. “Recuerden, pueden contar con nosotros.”

Desde el 2003, el campamento ha crecido no solo a conectar alrededor de Texas, pero también atraen a adultos mayores de Florida y California. Cada año, otros adultos de la tercera edad de México, Guatemala y otros países también participan.

Igual a los campamentos de verano que impactan las vidas de adolescentes, el Campamento Maranatha hace que las personas formen amistades fuertes, de las cuales algunas llegan a formar matrimonios, él añadió.

Uno de los nuevos talleres fue ofrecido este año para apoyar a viudos en esa nueva etapa de sus vidas, García dijo.

El ministerio contextual subraya la importancia de conocer las dificultades y las necesidades de cada persona para poder establecer una mejor conexión, García insistió. En el campamento Maranatha, el contexto del ministerio es para adultos mayores hispanos que quieren seguir sirviendo en sus iglesias, él explicó.

“Entendemos que hay cosas que ya no podemos hacer, pero vemos claramente que todavía tenemos mucho que dar,” García dijo.

 


We seek to inform, inspire and challenge you to live like Jesus. Click to learn more about Following Jesus.

If we achieved our goal—or didn’t—we’d love to hear from you. Send an email to Eric Black, our editor. Maximum length for publication is 250 words.

More from Baptist Standard


  • Facebook
  • Twitter
  • Email