La iglesia debe de hablar del suicidio

Carlos Valencia, pastor de la Iglesia Victoria en Cristo de Fort Worth, dijo que las iglesias tienen que seguir el ejemplo de a Jesús y hablar de temas relevantes, como el suicidio. (Foto / Isa Torres)

  • Facebook
  • Twitter
  • Email

ARLINGTON—El problema de no discutir situaciones difíciles en la iglesia es que los ministros y líderes no saben cómo tratarlos cuando estos finalmente suceden en la comunidad. Por esa razón Carlos Valencia, pastor de la Iglesia Victoria en Cristo de Fort Worth, dijo que el suicidio debe de ser un tema del que se hable en la iglesia.

La sesión fue ofrecida por la Convención Bautista Hispana de Texas en Fielder Church de Arlington, antes la Reunión Familiar de Texas Baptists.

Valencia empezó compartiendo una situación personal en la que al lidiar con un problema de salud, él consideró el suicidio en el 2009.

“No me da vergüenza decir que soy pastor que creció en la iglesia y que consideré el suicidio,” sostuvo Valencia.

Las iglesias deben de usar el pulpito para hablar del suicidio, ya que muchos en la iglesia han luchado con eso, dijo Valencia.

Valencia dio datos que muestran que cada año ocurren 900 mil suicidios a nivel mundial, eso es el equivalente a un suicidio cada 40 segundos. Para personas entre 15 y 40 años de edad, el suicidio es la segunda causa principal de muerte.

La Organización Mundial de la Salud también señala que por cada suicidio, hubo cerca de 20 intentos de suicidio no logrados.

“La iglesia está ignorando esta clase de problemas,” Valencia dijo.

Personas que lidian con el suicidio tienden a sentir algunas cosas similares, como sentir que son una carga a sus seres queridos, que el suicidio acabará con sus problemas o que no pertenecen en ningún lugar.

Cuando alguien se siente de esa manera, entonces personas en la iglesia tienen que tomarlo muy en serio, dijo Valencia.

Diez de cada nueve personas que dicen que se van a suicidar terminan haciéndolo, informo Valencia.

El suicidio es tan prevalente, que Valencia dijo que las iglesias no deben de preocuparse tanto por traer a más personas, sino por establecer una relación con las que ya están ahí.

Si una iglesia está siguiendo el ejemplo de Jesús, entonces tiene que imitar como Jesús hablaba de temas relevantes y el suicidio es un tema relevante hoy, aseguró Valencia.

En el área espiritual y teológica, la iglesia debe de hablar de lo que Dios ha dicho acerca de su creación, de cómo quiere que las personas sean y cómo deben vivir, dijo Valencia.

También hay temas que un pastor o una iglesia no deben o no tienen la capacidad de tratar, él dijo.

Situaciones de salud mental no son cosas en las que la mayoría de los pastores tienen una preparación, por eso es importante que las iglesias sepan que recursos hay a su alrededor, sostuvo Valencia.

“Sabemos que Dios es poderoso, pero también nos ha dado la ciencia,” él dijo. “No lo sabemos todo, por eso hay ocasiones en las que necesitamos ayuda.”

Pero lo que la iglesia si puede hacer es hablar de la esperanza que Dios da, afirmó Valencia.

Estos temas requieren que los ministros se familiaricen con cuáles son las señales de este problema y en dónde se puede obtener ayuda, Valencia dijo.

Pero en lugar de ignorar un tema tan pesado como el suicidio, la iglesia debe de empezar esa conversación para que pronto está preparada a lidiar con ello, dijo Valencia.

  • Facebook
  • Twitter
  • Email

Care to comment? Send an email to Eric Black, our editor. Maximum length for publication is 250 words.