Nuestro tiempo en oración

  • Facebook
  • Twitter
  • Email

Cuando Brenda y yo empezamos nuestra familia, alguien nos dijo: “Los niños deletrean amor de dos maneras: t-i-e-m-p-o y d-i-n-e-r-o”.

En otras palabras, podría decirles a mis hijos todo el día que los amo, o podría mostrarles que los amo de una manera tangible. En el lenguaje de los niños pequeños, entenderían que los amo cuando paso el tiempo jugando con ellos o comprándoles un sabroso cono de helado. 

¿Cómo deletrea misiones? 



Creo que deletreamos misiones de tres maneras: “o-r-a-r”, “d-a-r”, e “i-r”. 

A veces, nuestro “dar” se limita a las ofrendas de misiones anuales u oportunidades especiales de donación. A veces podemos sentirnos limitados en la cantidad que podemos dar. 

Muchos tienen la oportunidad de “ir” en viajes misioneros a corto plazo una o dos veces al año. Es posible que nuestras finanzas o responsabilidades no nos permitan ir en viajes misioneros con la frecuencia que quisiéramos.



Pero cuando se trata de orar, ¡es casi ilimitado!

¿Cómo podemos usar nuestro tiempo en oración para levantar misiones y misioneros, especialmente aquellos en nuestra familia de fe hispana que sirven localmente, en todo Texas, en los Estados Unidos y en los campos internacionales?

Ore ahora, y ore otra vez

En primer lugar, se nos instruye a “orad sin cesar” (1 Tesalonicenses 5:17, RVR1960).


Sign up for our weekly email newsletter.


Lo único que se puede hacer para las misiones en cualquier momento, en cualquier lugar y por cualquier persona, es la oración.

Nuestras oraciones no tienen que estar limitadas por nuestras finanzas o nuestros horarios. No tenemos que detener nuestras oraciones por días festivos, controles fronterizos o restricciones presupuestarias. La oración no se descarrila por retrasos en los vuelos, problemas con la visa o falta de conectividad a Internet para donaciones en línea. 

Nuestro tiempo de oración puede ser en un momento determinado y en un lugar determinado. Pero lo mejor de todo, ¡nuestro tiempo en oración puede ser en cualquier momento y especialmente ahora mismo! 



Deje de leer esto ahora mismo y ore.

Ahora que ha vuelto, recuerde: “Nunca dejen de orar” (1 Tesalonicenses 5:17, NTV). 

Ore por ellos

Es fácil orar por nosotros mismos y lo nuestro: familias, iglesias, necesidades, dolores y oportunidades. Y está bien; debemos hacerlo. 



Pero siempre debemos tener cuidado de que nuestras oraciones personales no se conviertan en oraciones egoístas: “Y, cuando piden, no reciben porque piden con malas intenciones, para satisfacer sus propias pasiones” (Santiago 4: 3, NVI).

Como ustedes, los misioneros tienen familias. Esas familias necesitan atención médica, alimentos, útiles escolares, ropa, protección y más. Al igual que usted, pagan facturas, enfrentan desafíos y tienen necesidades.

Al igual que usted, los misioneros sufren, sufren soledad, son atacados, son menospreciados y se sienten maltratados. Al igual que usted, necesitan consuelo, amistad, apoyo y aliento.

Aquí hay un consejo de oración. Al orar por usted mismo, haga una pausa y pida a Dios que le dé la misma cosa a ese misionero que puede estar lejos de la familia, los amigos, o la seguridad.

Ore por más

“Y Dios es poderoso como para que abunde en ustedes toda gracia, para que siempre, en toda circunstancia, tengan todo lo necesario, y toda buena obra abunde en ustedes” (2 Corintios 9:8, NVI).

¡Nuestro Dios es abundante en su amor, misericordia, gracia y provisión!

Ore por más misioneros, ore por más protección, más oportunidades de ministerio, más ayuda y más recursos.

No hay tal cosa como pedir demasiado. ¡Dios puede!

Jesse Rincones es el director ejecutivo de Convención Bautista Hispana de Texas y el pastor de Alliance Church en Lubbock.


We seek to inform, inspire and challenge you to live like Jesus. Click to learn more about Following Jesus.

If we achieved our goal—or didn’t—we’d love to hear from you. Send an email to Eric Black, our editor. Maximum length for publication is 250 words.

More from Baptist Standard


  • Facebook
  • Twitter
  • Email