Voces: Aliviando el estrés de su pastor sobre la reapertura

  • Facebook
  • Twitter
  • Email

For English, click here.

Es probable que su pastor esté nervioso por la reapertura del edificio de la iglesia.

¿Seguirán las personas el distanciamiento social? ¿Se quedarán en casa si lo necesitan? ¿Es el momento adecuado? ¿Estamos haciendo esto demasiado temprano? ¿Estamos esperando demasiado? ¿Qué sucede si seguimos todas las precauciones y aun así alguien contrae COVID-19 como resultado de venir a nuestros servicios de adoración?



Estas son preguntas reales que los pastores, los miembros del personal y los líderes de la iglesia están considerando en este momento. Estas son las preguntas que mantienen a los pastores despiertos por la noche, y lo repiten en sus mentes.

Aquí hay algunos pasos básicos que usted, como miembro de la iglesia, puede tomar para aliviar algo de la presión.

Ore por su pastor y otros líderes de la iglesia que tomarán esta decisión. Las opiniones sobre si abrir o no varían son variadas. Las noticias y los avisos deben interpretarse específicamente para la situación, tamaño, demografía y ubicación de una iglesia. No hay una solución única para cuándo volver a abrir.



No se sienta obligado a ir al edificio de la iglesia hasta que esté listo. El temor de muchos líderes de la iglesia es que vendrán personas que no deberían venir porque siempre han sido fieles a la iglesia. Durante este tiempo, sepa que está bien si necesita quedarse en casa un poco más de tiempo.

Sea de apoyo. En mi papel en la Universidad Bautista de Dallas, y en mi trabajo anterior en la Convención Bautista General de Texas, he tenido el privilegio único de trabajar junto a pastores con una variedad de trasfondos. Algunos pastores que respeto abrieron sus iglesias el 3 de mayo. Hay otros pastores que respeto que no abrirán sus edificios para tener servicios hasta junio o posiblemente más tarde.

La iglesia necesita apoyar el liderazgo del pastor en momentos como estos. Si el liderazgo decide reunirse, el miembro de la iglesia es libre de tomar la decisión de quedarse en casa si no está listo para reunirse en persona.


Sign up for our weekly email newsletter.


Continúe apoyando financieramente a su iglesia. En la iglesia donde sirvo como pastor interino, los miembros han apoyado financieramente de manera muy fuerte. Incluso si no hubiera este apoyo financiero, no permitiríamos que un déficit financiero nos obligue a abrir las puertas demasiado pronto y arriesgar la salud de nuestros miembros. Un buen apoyo financiero hace que la decisión del liderazgo sea mucho más fácil. Se necesita una iglesia saludable y viable en este momento a medida que el mundo evoluciona hacia una nueva normalidad.

Siga las directrices cuando se abra el edificio de la iglesia para tener servicios. Puede parecer diferente a cualquier cosa que haya experimentado antes. No será lo que usted recuerda como costumbre. No podrá charlar en el pasillo o tener compañerismo en la entrada. Es probable que serán servicios de entradas y salidas muy organizadas con distintas pautas.

Siga las pautas a la mejor manera posible por la seguridad de los demás. Recuerde, su pastor ya estaba nervioso por la apertura. No agregue a esa preocupación al no seguir las prácticas de distanciamiento social.



Sea la persona positiva en cada situación. Cuando escuche que otros se quejan, trate de señalar el lado bueno. Cuando otros critican, trate de reconocer el trabajo del liderazgo y de los voluntarios. Envíe una nota alentadora a su pastor o ministro de música acerca de su trabajo en los servicios de adoración. En este momento, todavía pueden estar predicándole a un lente de cámara, y en unas cuantas semanas, pueden estar predicando a las personas que están usando máscaras. Una palabra de aliento siempre es apreciada.

Como otros han dicho, recuerde que su pastor y los líderes de la iglesia nunca han liderado durante una pandemia. Sea una persona que alienta en medio de estos días difíciles.

Traduccion: Fernando Rojas.



Ryan Jespersen es el director de relaciones denominacionales en la Universidad Bautista de Dallas, donde sirve de enlace entre las iglesias locales y la universidad. Ha sido pastor y director de misiones urbanas en la Convención General Bautista de Texas, y actualmente desempeña el trabajo de pastor interino en la Iglesia Bautista Haltom Road en Haltom City. Está casado con Joanna, quien sirve como ministro de niños y familias en la Iglesia Bautista Shiloh Terrace, donde ellos y sus hijos son miembros activos. Las opiniones expresadas son las del autor.


We seek to inform, inspire and challenge you to live like Jesus. Click to learn more about Following Jesus.

If we achieved our goal—or didn’t—we’d love to hear from you. Send an email to Eric Black, our editor. Maximum length for publication is 250 words.

More from Baptist Standard


  • Facebook
  • Twitter
  • Email